Un obispo chino consagrado con la aprobación de Roma

Julio 31, 2021
Origen: fsspx.news

Un nuevo obispo, el quinto desde la firma del acuerdo provisional entre la Santa Sede y la República Popular de China sobre el nombramiento de obispos, fue consagrado el 28 de julio en China.

Se trata de Monseñor Antonio Li Hui, obispo coadjutor de Pingliang, en la provincia de Gansu al noroeste de China.

Monseñor Li Hui fue designado por el Papa el pasado 11 de enero, según confirmó el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

La consagración episcopal fue conferida por el obispo de Kunming, provincia de Yunnan, Monseñor Joseph Ma Yinglin.

El obispo consagrante pertenece a la Asociación Patriótica de la Iglesia de China

Joseph Ma Yinglin nació en 1965. Es miembro de la Asociación Patriótica de la Iglesia de China, y "obispo" de la diócesis de Kunming.

Monseñor Ma Yinglin fue consagrado obispo el 30 de abril de 2006. Esta consagración no contó con la aprobación del Vaticano.

En efecto, durante algunos años hubo un arreglo informal, según el cual los nuevos obispos de las diócesis católicas chinas tenían que solicitar la aprobación del Papa antes de su ordenación.

Este arreglo se rompió con la ordenación de Ma, quien se había desempeñado como secretario del Consejo de Obispos Católicos, una especie de conferencia episcopal no reconocida por la Santa Sede, y había ocupado varios cargos dentro de la Asociación Patriótica Católica China.

Esta asociación es en realidad una división de la Oficina de Asuntos Religiosos del gobierno chino y es el organismo que controla la Iglesia, cuyos estatutos incluyen el objetivo de crear una Iglesia Nacional separada de la Santa Sede.

En una advertencia emitida la víspera de la ordenación, el cardenal Zen dijo que "proceder a la consagración sin la aprobación de la Santa Sede es sabotear intencionalmente las relaciones entre China y el Vaticano".

El 4 de mayo de 2006, la oficina de prensa de la Santa Sede declaró que Ma había sido automáticamente excomulgado por haber sido ordenado sin la aprobación del Papa.

El 22 de septiembre de 2018, el Papa Francisco levantó la excomunión de Joseph Ma Yinglin y de otros seis obispos previamente designados por el gobierno chino sin el mandato papal.

Según el nuevo acuerdo entre la Santa Sede y la República Popular de China, fue por tanto un obispo de la Asociación Patriótica quien llevó a cabo la consagración de este nuevo obispo, después de que el gobierno comunista hubiera aprobado al candidato.

Con esto se entiende que el texto del acuerdo no se haya hecho público, cuando vemos cómo la Iglesia en China se entrega de pies y manos a la Asociación Patriótica de la Iglesia de China, que no es más que una rama del Partido Comunista Chino.