Un Sínodo para Alemazonía

Noviembre 26, 2019
Origen: fsspx.news

Tan pronto como terminó el Sínodo para la Amazonía (6-27 de octubre de 2019), dos declaraciones de sacerdotes de habla alemana demuestran, si es que todavía fuera necesario, la influencia predominante de los países del Rin sobre este Sínodo.

En su documento final, los Padres sinodales abrieron la puerta a la ordenación de hombres casados ​​y al acceso de las mujeres a ciertos ministerios. El 5 de noviembre, los vicarios generales de diez diócesis alemanas afirmaron, en una carta abierta, que "es esencial una reforma fundamental": "esperamos que los resultados del camino sinodal modifiquen significativamente nuestra práctica actual", escriben, sin omitir: "queremos y estamos abiertos a tales cambios. Además, estamos listos, como líderes administrativos en nuestras diócesis, así como también nuestros obispos, para implementar las decisiones necesarias para la reforma". Esta carta abierta se da a conocer en la víspera del "camino sinodal" alemán que durará dos años.

Durante estos dos años, los laicos progresistas del ZdK (Zentralkomitee der deutschen Katholiken) trabajarán en estrecha colaboración con los obispos alemanes. El ZdK apoya abiertamente el fin del celibato sacerdotal y la ordenación de las mujeres.

El 8 de noviembre, más de 2,000 personas firmaron la petición en línea "Amazonien auch bei uns!" (¡El Amazonas también en casa!) que propugna por la ordenación sacerdotal de hombres casados ​​y el diaconado femenino en la zona de habla alemana. Esta petición, lanzada por Paul Zulehner, sacerdote y ex profesor de teología pastoral en la Universidad de Viena, no menciona la ordenación de "viri probati" (hombres casados ​​de virtud probada), sino de "personæ probatæ", para poder incluir a las mujeres.

El 23 de octubre de 2019, el sitio en español InfoVaticana enfatizó acertadamente la paradoja de este "Sínodo para la Amazonía destinado a responder, en realidad, a las demandas pastorales y doctrinales de Alemania y otras iglesias del Viejo Mundo".

Está claro que el Sínodo para la Amazonía no terminó el 27 de octubre, sino que continúa su obra destructiva con el "camino sinodal" alemán. El Amazonas fue solo un desvío táctico, ahora el Sínodo regresará a su fuente germánica para preparar una Iglesia con "rostro alemazónico", la Iglesia de una Pachamama de madera que contempla con sus ojos vacíos a los sacerdotes casados ​​y las mujeres diaconisas.

Padre Alain Lorans