Un sacerdote chino es torturado por el gobierno

Agosto 04, 2021
Origen: fsspx.news
60º aniversario de la ACPC

El 30 de julio de 2021, el mismo día en que un obispo fue consagrado en el marco del acuerdo entre China y la Santa Sede, un sacerdote chino fue torturado por la policía china para obligarlo a unirse a la Asociación Católica Patriótica de China (ACPC), una división de la Oficina de Asuntos Religiosos del gobierno chino.

FSSPX.Actualidad informó previamente sobre la noticia de la consagración episcopal del 30 de julio, en la que el obispo consagrante es un prominente miembro de la ACPC y presidente de la Conferencia Episcopal de China. El término "conferencia" no debe engañarnos, porque esta última también es una emanación del gobierno chino.

Una campaña de violencia para unirse a la ACPC

El sitio web AsiaNews informó que un sacerdote de la diócesis de Mindong fue arrestado el martes 27 de julio por negarse a unirse a la ACPC, que afirma ser la iglesia oficial china.

El Padre Joseph Liu fue detenido por la policía. Según fuentes chinas, sufrió "una violencia terrible", y después de "10 horas de tortura, seis policías lo tomaron de la mano y lo obligaron a firmar".

El documento, que el sacerdote firmó bajo coacción moral y física, era un documento oficial que acreditaba su pertenencia a la ACPC.

"La persecución a los clérigos católicos no cesa"

El cardenal Joseph Zen, un exobispo de Hong Kong que habla sin rodeos, ha advertido repetidamente sobre los peligros que plantea el acuerdo del Vaticano con la China comunista.

El cardenal describió las acciones del Papa como "alentadoras de un cisma. Legitima la iglesia cismática en China".

El cardenal Zen señaló que firmar un acuerdo para mostrar sumisión a la "iglesia cismática" significa "engañar al mundo entero". Se está engañando a los fieles. Firmar el documento no es firmar una declaración. Cuando firmas, aceptas ser miembro de esta iglesia bajo el liderazgo del Partido Comunista. Es terrible, terrible".

En una entrevista con LifeSiteNews a principios del año pasado, el cardenal Zen advirtió nuevamente que los comunistas "nunca llegan a acuerdos. Quieren una rendición total. Y ahora estamos en el fondo del hoyo. Completaron la operación vendiendo la Iglesia".

"Con un régimen totalitario, no hay posibilidad de discusión o regateo. No, no", advirtió Zen. "Lo único que quieren es ponerte de rodillas".