Una ciudad identificada como Sodoma fue destruida por una explosión cósmica

Noviembre 11, 2021
Origen: fsspx.news

Un artículo publicado el 20 de septiembre de este año por Nature, informa sobre la destrucción de una ciudad en el Valle del Jordán, cerca del Mar Muerto, por una formidable explosión. Parece que este sitio se puede identificar como la ciudad bíblica de Sodoma.

El artículo de Nature se titula "Una explosión cósmica del tamaño de Tunguska destruyó Tell el-Hammam, una ciudad de la Edad del Bronce Medio en el Valle del Jordán cerca del Mar Muerto".

Tunguska se encuentra en el centro de Siberia. El 30 de junio de 1908, una onda sonora con una energía equivalente a 1,000 veces la bomba de Hiroshima devastó el bosque en un radio de 20 km, cuyos daños se registraron hasta 100 km.

La publicación de Nature presenta evidencia de que una próspera ciudad antigua fue destruida instantáneamente por una explosión cósmica alrededor de 1650 a. C., lo que puede coincidir con la historia bíblica de la destrucción de Sodoma.

El artículo fue escrito por 21 profesionales de diferentes campos, entre ellos arqueólogos, geólogos, geoquímicos, geomorfólogos, mineralogistas, paleobotánicos, sedimentólogos, expertos en influencia cósmica y médicos.

"Consideramos posible que las tradiciones orales sobre la destrucción de esta ciudad urbana por un objeto cósmico sean la fuente de la versión escrita de Sodoma en el Génesis", explica el documento. "También creemos que los detalles narrados en el Génesis corresponden razonablemente a los detalles conocidos de un evento de impacto cósmico".

Tell el-Hammam se encuentra en ruinas, pero desde 2005 se han realizado excavaciones arqueológicas y estudios de sus restos.

Los resultados de la investigación son consistentes con la conocida historia de la destrucción de Sodoma, en la que el Señor castigó a la ciudad con fuego y azufre por el pecado de sodomía al que la ciudad dio su nombre.

Explicación de la catástrofe

De acuerdo con los científicos, las rocas del cosmos explotaron a una distancia de 1 a 5 kilómetros de la superficie de la tierra. La temperatura en el centro de la explosión superó los 300,000° C y rápidamente fundió todo lo que contenía cerámica, arcilla y yeso. La temperatura de la superficie terrestre en Sodoma puede haber excedido los 1,850° C.

Tras la explosión, una ráfaga de viento de 900 a 1,200 km/h golpeó la ciudad y destruyó todo a su paso. El poder de la explosión fue mil veces mayor que el de la bomba de Hiroshima.

Durante las excavaciones, los investigadores descubrieron restos de cerámica en el sedimento y esferas de metales fundidos como platino, iridio, níquel, oro, plata, circón, cromita y cuarzo, así como granos desperdigados de circón. Asimismo, se encontraron restos humanos que mostraban fragmentos óseos completos y dislocaciones articulares.

Relación con la Biblia

Los científicos afirman que la catástrofe acabó con una civilización, y dada la ubicación de Tell el-Hammam, su contexto temporal y cómo fue destruida, algunos eruditos creen que lo más probable es que sea Sodoma, la ciudad bíblica.

El responsable del proyecto de excavación, Steven Collins, apoya esta idea y explica que, debido a la geografía, el tamaño de la ciudad y su antigüedad, la evidencia es indiscutible y todo corresponde perfectamente a las descripciones bíblicas.

Por ejemplo, la ciudad de Tell el-Hammam fue repentinamente abandonada y tiene muchas similitudes con Sodoma, como muros de 10 metros de alto y 5.2 metros de espesor, sabiendo que la ciudad de Sodoma se describe en la Biblia con muros altos y gruesos porque era una ruta comercial importante.