Vaticano: el juicio del siglo podría llegar al fondo de la cuestión

Marzo 09, 2022
Origen: fsspx.news

El tribunal del Papa Francisco ha llegado a un dictamen: tras el rechazo de los recursos de nulidad presentados por la defensa, el juicio por la venta del famoso edificio de Londres, cuyas pérdidas para la Santa Sede ascienden a 217 millones de euros, tendrá que pronunciarse sobre el fondo de la cuestión.

El 1 de marzo de 2022, durante la novena audiencia del juicio del siglo en el Vaticano, el presidente de la corte leyó una ordenanza al término de la cual se desestimaron los numerosos recursos de nulidad interpuestos por la defensa durante los últimos siete meses.

Los hechos alegados contra los diversos acusados ​​-Angelo Becciu, Enrico Crasso, Tommaso di Ruzza, Cecilia Marogna, Gianluigi Torzi, René Brulhard, Monseñor Mauro Carlino, Nicola Squillace, Raffaele Mincione y Fabrizio Tirabassi- hechos por los cuales la Secretaría de Estado, el Instituto para las Obras de Religión (IOR), la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA) y la Autoridad de Supervisión e Información Financiera (Asif) también se han convertido en partes civiles, serán examinados en cuanto al fondo.

Para el Tribunal del Vaticano, y contrariamente a la opinión de la defensa, el trabajo de los promotores de justicia de la Santa Sede ha sido de conformidad con las reglas del Estado más pequeño del mundo.

El juicio en cuanto al fondo comenzará el 17 de marzo en medio de bombos y platillos, con el interrogatorio del cardenal Angelo Becciu, quien deberá responder a varias acusaciones, entre ellas malversación de fondos, soborno de testigos y abuso de autoridad en concurso.

Giuseppe Pignatone ha dividido los hechos relativos al porporato en tres capítulos que serán tratados por separado: el primero se refiere a la supuesta financiación de 100,000 euros de la cooperativa Spes a Ozieri, una estructura procedente de Caritas, gestionada en Cerdeña por uno de los hermanos del cardenal.

El segundo capítulo trata sobre el papel que jugó en la compra del edificio de Londres, cuando era el responsable de gestionar los fondos reservados y el Óbolo de San Pedro.

Finalmente, el último capítulo, el más inverosímil, se refiere a la misión encomendada a otra acusada, Cecilia Marogna, experta en muchos campos, incluida la política internacional, relacionada con los servicios secretos italianos y reclutada por el Vaticano para gestionar el pago de los rescates de los misioneros secuestrados por la organización Estado Islámico (IS) en África.

Una historia tan misteriosa que, para justificar el silencio que pretende guardar su defendida, el abogado invocó, durante la novena audiencia, el "secreto de Estado" frente a Italia, e incluso ante la OTAN.

"Ciertamente, la OTAN no es mi interlocutora, y en este momento me parece que está ocupada en otros asuntos", respondió el presidente, barriendo con un movimiento de la mano los argumentos de la defensa de Cecilia Marogna.

"Finalmente", dijo el cardenal Becciu, quien se precipitó hacia los reporteros en la sala del tribunal, "el debate está comenzando. He estado esperando durante siete meses, y ahora puedo hablar. Estoy feliz. Estoy listo para responder a todo", declaró.

Por lo tanto, la décima audiencia tendrá lugar, a excepción de otra sorpresa, el 17 de marzo de 2022: queda por ver si el Día de San Patricio será un buen augurio para llegar al fondo de la parte inglesa del caso...