Venezuela: Nicolás Maduro pide a la Iglesia católica no involucrarse en la política

Enero 21, 2020
Origen: fsspx.news
Nicolás Maduro

Mientras el país experimenta una crisis institucional y económica sin precedentes, el Presidente de Venezuela ha pedido a la Iglesia católica que "se abstenga de involucrarse en la política desde los púlpitos".

La tensión entre la Iglesia católica y Nicolás Maduro ha empeorado en Venezuela desde el 14 de enero de 2020, día en que se lleva a cabo la tradicional peregrinación de Barquisimeto, una de las procesiones más grandes de América Latina dedicada a la Virgen María, invocada bajo la advocación de la "Divina Pastora".

Cabe recordar que el país se encuentra actualmente inmerso en una crisis política, económica y social sin precedentes iniciada por la sucesión de Hugo Chávez (1999-2013). Este último ha establecido un régimen revolucionario, bolivariano y socialista.

Desde enero de 2019, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se proclamó presidente legítimo, denunciando la continuación en el poder de su rival, Nicolás Maduro. Guaidó es reconocido por alrededor de sesenta países, incluidos los Estados Unidos y la mayoría de los países occidentales (Alemania, Australia, Francia, Japón, Reino Unido), mientras que Maduro cuenta con el apoyo de veinte países: México, China, Irán, Rusia y la Alianza Bolivariana para las Américas.

En esta grave situación, la Iglesia ha intentado desempeñar un papel mediador, aunque sin mucho éxito. Según Nicolás Maduro, la crisis y las deficiencias de los servicios públicos se deben a las constantes "agresiones" provenientes de los Estados Unidos.

Con motivo de la homilía dada durante la peregrinación antes mencionada, el Ordinario local, Monseñor Victor Hugo Basabe, criticó severamente a la clase política corrupta, burlándose de "aquellos que son las principales causas de toda esta tragedia" en el país. El arzobispo de Barquisimeto continuó su acusación señalando al poder ejecutivo y condenando el "uso cobarde" de las armas en contra de los civiles.

La respuesta de Nicolás Maduro no tardó en llegar. Aprovechando un foro en la Asamblea Nacional, el Jefe de Estado respondió criticando la "politización" de la procesión mariana. Especialmente debido a que Juan Guaido, líder de la oposición, notoriamente apoyado por el gobierno estadounidense, participó en la procesión.

“Los obispos deben aprender a respetar al pueblo católico y cristiano de Venezuela, deben aprender a respetar la oración sincera del hombre y la mujer humildes, que no quieren que se sigan politizando los púlpitos de las iglesias a favor de una política retrógrada, reaccionaria de derecha", expresó Nicolás Maduro.

La estatua de la Divina Pastora se muestra sosteniendo al Niño Jesús con un cordero a su lado. Patrona de la ciudad de Barquisimeto, ha sido llevada en procesión desde 1855, año en que su intercesión salvó a la ciudad de una epidemia de cólera. Le rogamos se digne interceder hoy para librar al país de sus verdaderos enemigos.