Vermont obliga a las escuelas públicas a dar preservativos a los niños

Noviembre 17, 2021
Origen: fsspx.news
Vermont State House

Una nueva ley de Vermont que acaba de entrar en vigor obliga a todas las escuelas secundarias públicas a proporcionar preservativos a cualquier estudiante que los solicite, a partir de los 12 años. El gobernador Phil Scott, un republicano partidario del aborto, firmó la ley a fines del año pasado.

El gigante del aborto Planned Parenthood está directamente involucrado en el caso. Según el informe, "las escuelas no tienen que pagar por los preservativos, sino que estos serán proporcionados por Planned Parenthood of Northern New England".

Planned Parenthood es una cadena multimillonaria que realiza aproximadamente el 40% de todos los abortos en Estados Unidos.

El Vermont Right to Life Committee ha expresado su preocupación por el hecho de que el nuevo programa pueda "aumentar las tasas de aborto en Vermont", informó CBN News. Esto no carece de fundamento, como se verá a continuación.

Vermont es el primer estado de Estados Unidos que exige la distribución de preservativos gratuitos en todas las universidades y escuelas secundarias públicas. Según las declaraciones de los legisladores, el programa ayudará a prevenir y reducir las tasas de embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual.

La ley pide a los responsables de los distritos escolares y a las enfermeras escolares determinar "la mejor manera de hacer que los preservativos estén disponibles para los estudiantes". Los preservativos deben colocarse en lugares que sean seguros y de fácil acceso para los estudiantes, incluida la oficina de la enfermera de la escuela.

La Agencia de Educación de Vermont publicó las directrices, que excluyen la participación de los padres, según CBN News.

“A ningún estudiante de secundaria se le negará el acceso a los preservativos a través de este programa. Los menores de Vermont tienen el derecho legal de acceder a una gama completa de servicios de salud sexual y reproductiva sin la autorización de los padres. Los menores tienen acceso a los preservativos en diversos contextos y pueden comprarlos sin el consentimiento de sus padres".

La vileza de Planned Parenthood

Los excolaboradores del aborto advierten que la industria utiliza estos programas para generar confianza y al mismo tiempo alentar a los jóvenes a participar en comportamientos sexuales riesgosos. Luego, cuando las mujeres jóvenes quedan embarazadas, acuden al grupo abortista en busca de ayuda y para realizarse un aborto.

Monica Cline, quien trabajó con Planned Parenthood en Texas durante diez años, ha declarado en repetidas ocasiones que los materiales de educación sexual de la cadena abortista están diseñados para "enseñar a los niños sobre el sexo con el objetivo de que se vuelvan sexualmente activos", y que sus programas son una "herramienta de marketing para promover el aborto".

Recientemente, los padres de familia en Tacoma, Washington, expresaron su indignación luego de que los estudiantes de secundaria recibieron un folleto de Planned Parenthood que promovía el sexo entre los niños de 11 años y les decía que podían abortar sin que sus padres lo supieran.

En su sitio web, Planned Parenthood se jacta de ser el mayor proveedor de educación sexual en Estados Unidos, llegando a aproximadamente a 1.5 millones de personas cada año.

Entre sus enseñanzas, Planned Parenthood dice a los estudiantes que "no hay nada malo o insalubre en tener una gran cantidad de parejas sexuales". El folleto de Planned Parenthood destinado a los jóvenes que viven con VIH, titulado “Healthy, Happy and Hot”, dice a los jóvenes que es su "derecho humano" no decirle a su pareja sexual que tienen VIH.

Y no se trata solo de Planned Parenthood. Carol Everett, quien fue propietaria y operadora de un grupo de clínicas abortistas independientes durante muchos años antes de volverse pro-vida, dijo que en sus clínicas se hacía lo mismo.

“Yo vendía abortos”, dijo Everett durante un discurso en 2019. “¿Cómo se hace eso? Se llama educación sexual".