Viena: una nueva iglesia para la Fraternidad San Pío X

Agosto 20, 2021
Origen: fsspx.news

Compartimos con nuestros lectores la carta del Superior de Distrito, el Padre Stefan Frey, donde se anunció la noticia a los fieles de Austria.

¡Queridos amigos y benefactores!

El cielo nos dio en Viena un regalo que superó nuestras expectativas más descabelladas. Durante años hemos estado buscando una iglesia adecuada, porque la disposición provisional -que se convirtió en duradera- de nuestra antigua capilla de San José en Bernardgasse, con su muy caro alquiler, nunca pudo ser una solución permanente.

Desde 2008, nuestros fieles vieneses no dejaron de rezar intensamente por esta intención. San José nos hizo esperar y puso a prueba nuestra paciencia y perseverancia hasta el año que le consagramos.

Pero hoy ha respondido abrumadoramente a las muchas oraciones y nos ha dado no una iglesia cualquiera, sino la iglesia de los Mínimos de María Schnee, María de las Nieves, consagrada a su santísima esposa.

Es una de las iglesias más famosas, hermosas y antiguas de la ciudad de Viena, en una ubicación privilegiada, ¡y cuyo significado histórico y cultural no se puede apreciar lo suficiente! ¡Nuestro agradecimiento al buen San José es ilimitado! Cuán maravillosamente escucha a quienes le rezan con confianza y perseverancia.

Pero también somos conscientes de que este don sublime está ligado a una gran misión y una gran responsabilidad. La iglesia de los Mínimos ofrece ahora amplias posibilidades para el apostolado y, por tanto, oportunidades únicas para fortalecer la tradición católica en Viena.

¡Que la Santísima Virgen María de las Nieves y su santo esposo nos ayuden con su poderosa asistencia a cumplir con esta responsabilidad, para la mayor gloria de Dios y la salvación de tantas almas como sea posible!

Los milagros de la Divina Providencia

¿Cómo fue que la Fraternidad Sacerdotal San Pío X logró hacerse de una iglesia tan magnífica en Viena? Con Dios, nada es imposible, y evidentemente Dios quería hacer posible lo imposible, humanamente hablando.

De hecho, las circunstancias de esta maravillosa historia de éxito solo pueden describirse como milagrosas. A continuación, citaremos las piedras angulares más importantes que sugieren que Dios estuvo involucrado desde el principio:

- 18 de noviembre de 2020: En la fiesta de la consagración de las iglesias de San Pedro y San Pablo, recibimos la propuesta completamente inesperada de tomar el control de la iglesia de los Mínimos de la "Congregación italiana Madonna della Neve". Esta iglesia fue donada en 1784 por el emperador José II como la iglesia nacional italiana en Viena (el convento de los Mínimos se trasladó más tarde al antiguo monasterio de los Trinitarios, cerca de la Iglesia de la Trinidad).

- 20 de mayo de 2021: Fiesta de San Bernardino de Siena. San Bernardino, joven sacerdote, recibió de la Santísima Virgen el don de poderes milagrosos, y nosotros no le pedimos nada más que un milagro. El santo nos respondió, ¡porque se aceptó por unanimidad donar a la FSSPX la iglesia mariana más importante de la ciudad de Viena!

- 25 de mayo de 2021: En este día en que se conmemora a dos papas italianos: San Gregorio VII y San Urbano I, en vísperas de la fiesta de San Felipe Néri, el gran apóstol de Roma, se llevó a cabo la firma notarial de los contratos de donación. Con esto, nos quedó bien claro que Dios le estaba dando a la FSSPX la misión de proseguir fielmente con el centenario legado de la comunidad italiana en Viena.

- 29 de junio de 2021: Los Santos Apóstoles Pedro y Pablo patrocinaron el inicio de nuestra empresa: providencialmente estuvieron presentes en la coronación. El día de su solemnidad, la nueva propiedad fue inscrita definitivamente en el registro de la ciudad de Viena. La Fraternidad tomará posesión de esta propiedad hasta el 3 de junio de 2022, aniversario de la donación de la iglesia a la Congregación italiana por el emperador José II, el 3 de junio de 1784.

Así fue como la FSSPX se convirtió oficialmente en propietaria de la iglesia de los Mínimos. ¿Qué nos enseña este patrocinio? Es cierto que con la iglesia de los Mínimos no hemos recibido otro mandato que el de continuar fielmente en Viena la tradición apostólica que San Pedro y San Pablo establecieron en la Iglesia de Roma, Madre y Maestra de todas las iglesias, en el nombre de Cristo, y defenderla firmemente contra todas las aberraciones de hoy.

No somos un Tradi Club pasado de moda y obsoleto, sino simplemente católicos romanos, y tenemos el ardiente deseo de servir a la Iglesia católica con todas nuestras fuerzas y ayudarla a redescubrir su tradición apostólica de 2,000 años de antigüedad, de la que se deriva toda la vitalidad sobrenatural, desde la raíz hasta el árbol ampliamente ramificado de la Iglesia.

Que Dios Todopoderoso bendiga esta obra que ha asombrado a todos. Que todos sus santos auxiliadores acompañen con su intercesión constante nuestra nueva misión, en particular San Clemente-María Hofbauer, patrono de nuestro priorato vienés, que trabajó durante cuatro años como rector de la iglesia de los Mínimos y reavivó el amor eucarístico en los corazones de los vieneses con sus grandiosas celebraciones en honor al Santísimo Sacramento.

Con mi bendición sacerdotal,

Padre Stefan Frey