Agatha Christie en el Vaticano: continuación... ¿y final?

Fuente: FSSPX Actualidad

Emmanuela Orlandi, hija de un empleado de la prefectura de la Casa Pontificia, y ciudadana de la Santa Sede, desapareció en Roma el 22 de junio de 1983 cuando tenía 15 años. No se encontraron pistas, ni ninguna clave para corroborar las numerosas suposiciones que este asunto generó.

Durante el verano de 2018, la familia Orlandi recibió una carta anónima, que sugería que fueran a buscar los restos de la joven en el Cementerio Teutónico, "donde apunta el ángel". En este cementerio, hay dos tumbas, cada una de las cuales está coronada por un ángel apuntando, pertenecientes a dos princesas que murieron en el siglo XIX.

Por orden del Promotor de Justicia del Vaticano, Gian Piero Milano, las dos tumbas se abrieron el 11 de julio de 2019, en presencia de un experto designado por la familia Orlandi, pero estaban vacías...

Sin embargo, para no descartar ninguna pista, se decidió examinar los dos osarios ubicados en el sótano del Pontificio Colegio Teutónico, donde se depositaron algunos de los huesos encontrados durante las obras en la década de 1970. Miles de huesos o fragmentos de huesos fueron extraídos el 20 de julio.

Estos huesos fueron analizados por expertos el 27 y 28 de julio. Al final de este examen, el Dr. Giovanni Arcudi, a cargo del caso, declaró que no habían encontrado ninguna "estructura ósea que se remontara a un período posterior al final del siglo XIX", como lo anunció el Vaticano en un comunicado.

El asunto parece haberse dado por terminado, cerrando así la puerta a su misterio... ¿hasta el próximo giro inesperado?