Controvertido discurso del Papa sobre la familia y el aborto

Fuente: FSSPX Actualidad

"La familia está conformada por un hombre y una mujer. El aborto selectivo, no es más que nazismo en guantes blancos". Estas palabras pronunciadas por el Papa Francisco, el 16 de junio de 2018, despertaron la ira de la prensa progresista.

El Soberano Pontífice se dirigió, a través de un discurso improvisado, al Foro de Asociaciones Familiares Italianas, durante una reunión llevada a cabo el 16 de junio.

"Duele decirlo - me refiero a las familias "diversificadas": diversos tipos de familias, pero la familia humana como imagen de Dios, hombre y mujer, sólo es una", declaró en referencia al "matrimonio homosexual", que no puede fundar una familia.

Haciendo referencia a los casos de niños abortados debido a enfermedades graves, el Santo Padre no se anduvo por las ramas: "en el siglo pasado todo el mundo se escandalizó por las acciones de los nazis realizadas para proteger la pureza de la raza. Hoy, nosotros hacemos lo mismo, pero usando unos guantes blancos."

Estas palabras sin ambigüedades tuvieron lugar después de nuevos avances en la cultura de la muerte: el 14 de junio los diputados argentinos aprobaron la legalización del aborto, mientras que en Irlanda, el referéndum del 25 de mayo derogó el artículo constitucional que protegía la vida de la madre y del niño por nacer.

El discurso ocasionó el rechinar de dientes de la prensa progresista.

El diario L'Alsace formuló la siguiente pregunta en su edición del 17 de junio: "¿el papa es menos progresista de lo que creíamos?"; mientras que el diario Dernières Nouvelles d'Alsace lamentó las declaraciones en contradicción con un papa "que ha facilitado el perdón de la Iglesia hacia el aborto."

Por otro lado, Der Spiegel lamentó la falta de una apertura por parte del papa: "Francisco parece más liberal que sus predecesores: anteriormente, criticó el hecho de que la Iglesia se haya centrado demasiado en el tema del aborto y la anticoncepción", señaló el diario alemán en su edición del 16 de junio de 2018, "pero bajo el pontificado de Francisco no habrá ningún cambio en la enseñanza de la Iglesia sobre la sexualidad o el control de la natalidad."

Aunque es una buena noticia que el Papa haya recordado estas verdades, ¿no es lamentable que no lo hubiera hecho desde antes? Hace poco, el Cardenal Burke lamentó el hecho de que Roma no haya dado ningún tipo de apoyo para influir en la opinión católica en los recientes casos relacionados con el aborto.