El anillo de Poncio Pilato confirma la exactitud histórica de los Evangelios

Fuente: FSSPX Actualidad

El nombre del hombre que condenó a Cristo a la muerte se descubrió en un anillo encontrado hace medio siglo durante las excavaciones en el Herodión, cerca de Belén. Este descubrimiento fue anunciado por el diario judío Haaretz el 29 de noviembre de 2018.

El anillo fue descubierto por el profesor Gideon Forster de la Universidad Hebrea de Jerusalén durante las excavaciones realizadas en 1968-1969, antes de que el sitio donde se encuentra el Herodión fuera abierto al público. La colina fortificada acababa de ser conquistada durante la Guerra de los Seis Días (5-10 de junio de 1967).

El anillo fue uno de los miles de objetos encontrados. El famoso nombre apareció luego de una limpieza a fondo, utilizando una técnica fotográfica de vanguardia en los laboratorios de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

La inscripción en lo que parece haber sido un anillo de sello muestra una ánfora de vino rodeada por letras griegas que deletrean la palabra Pilatus.

Poncio Pilato es muy poco mencionado por los autores antiguos, con excepción de los Santos Evangelios. Tácito y Flavio Josefo hablan sobre él y permiten confirmar más allá de toda duda que Pilato se convirtió en procurador de Judea en el año 26.d.C., bajo el reinado del Emperador Tiberio, y desempeñó este cargo durante diez años.

Según los especialistas del diario Israel Exploration Journal, el anillo pudo haber pertenecido a Poncio Pilato o a alguno de los miembros de su administración.

Este hallazgo proporciona una prueba más de la exactitud histórica de los Evangelios de Nuestro Señor Jesucristo, que todo un sector de exégetas modernos ha tratado en vano de denigrar.