El Papa escribe una segunda parte de Laudato si’

Fuente: FSSPX Actualidad

Durante una reunión con un grupo de abogados de los países miembros del Consejo de Europa, el lunes 21 de agosto de 2023, Francisco confirmó estar trabajando en una extensión de su encíclica de 2015 dedicada a la protección de la casa común, con el fin de actualizarla tomando en cuenta los "temas de actualidad".

El Papa recibió en el Vaticano a un grupo de abogados europeos procedentes de 25 países que firmaron el Llamamiento de Viena el 11 de junio de 2022. En su discurso, el Papa los felicitó especialmente por su compromiso "de participar en la elaboración de un marco normativo a favor de la protección del medio ambiente".

Francisco añadió: "nunca debemos olvidar que las generaciones jóvenes tienen derecho a recibir de nosotros un mundo hermoso y habitable, y esto nos impone serios deberes hacia la creación que hemos recibido de las manos generosas de Dios". Saliéndose del texto establecido, el Papa hizo la siguiente confesión:

"Estoy escribiendo una segunda parte de Laudato si' para actualizarme sobre los temas de hoy". El pontífice argentino no dio más detalles sobre esta secuela. Pero el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, subrayó que se trata de una carta que pretende responder en particular a las recientes crisis climáticas.

La defensa del secreto profesional

En su discurso ante los abogados del Viejo Continente, el Papa defendió también el "principio fundamental del secreto profesional" cuya violación en varios Estados miembros fue lamentada por sus huéspedes.

"Entiendo y comparto su preocupación", les dijo el pontífice. "Es muy importante, en la Iglesia tenemos el secreto de confesión", y luego volvió a salirse del texto. El Papa abogó por "espacios de confianza donde la gente pueda expresarse y depositar su carga".

En los últimos tiempos, varios países, como Reino Unido, Portugal y Australia, han cuestionado el secreto de confesión en los casos de abuso sexual perpetrado contra niños.

En su discurso, el Papa también improvisó algunas palabras en francés, sugiriendo a los abogados aumentar el personal femenino en su grupo.

También lamentó el hecho de que exista en las sociedades "una demanda cada vez mayor de derechos individualistas" y "una concepción errónea de la naturaleza y de la persona humana... que allana el camino gradualmente a graves abusos bajo la apariencia de bien".