Fin de la Misión Rosa Mystica: bajo el patrocinio de "Nuestra Señora de los Vientos"

Fuente: FSSPX Actualidad

Este viernes 21 de febrero, Nuestra Señora no tuvo que enfrentarse a la lluvia sino a un viento sumamente fuerte que nos permitió imaginar cómo deben ser los tifones filipinos. Sin embargo, lo que experimentamos, al parecer, ¡no fue más que un suave viento!

La Misión se instaló en las alturas de Pelaez, en el distrito de Claveria, a una altitud de 1,200 m, donde fue necesario compartir la ropa abrigada guardada en las maletas. Los jóvenes voluntarios y el Padre Jacques Péron, nuestro capellán francés que ya había participado en la Misión de 2018, así como los miembros filipinos de ACIM-Asia, pasaron una noche fría, bajo una carpa sacudida por las ráfagas de viento y las trombas de agua. En cuanto a los menos jóvenes (¡privilegio de su edad!), tenían que reemprender el camino todas las noches en la dirección opuesta para regresar a su hotel ubicado, los últimos tres días, en Balingasag, la ciudad costera más cercana. Era necesaria aproximadamente una hora de trayecto para llegar a las primeras infraestructuras hoteleras muy poco desarrolladas en esta región. El potencial turístico es inmenso, pero las guerrillas comunistas han generado durante mucho tiempo un clima de inseguridad, evitando cualquier desarrollo en esta área.

Ese mismo día, algunos voluntarios fueron a conocer al coronel Ricky Canatoy en su cuartel general en Dimalulupig, distrito de Claveria. Canatoy les habló sobre la situación política y económica regional y las razones por las cuales se eligió esta área (¡en el último minuto!) para la Misión Rosa Mystica 2020. Durante toda la semana, recorrimos en todas las direcciones una pequeña península ubicada a dos horas del oeste de Butuan, donde debería haber tenido lugar la Misión.

Estos distritos de montaña están habitados por tribus indígenas extremadamente pobres. El Ejército de Liberación Nacional (NPA) se ha beneficiado de esta extrema indigencia para reclutar a los habitantes a fin de "convertirlos" a la ideología comunista, aprovechándose del poco interés que el gobierno les ha mostrado hasta ahora.

La pacificación se ha llevado a cabo durante dos años, y el ejército filipino ha implementado un programa de apoyo comunitario, en el marco del cual se llevó a cabo nuestra misión médica. El propósito de esta operación de ayuda es extraer a las poblaciones de la influencia de los grupos revolucionarios todavía presentes y activos, de manera residual, a pesar de los éxitos militares registrados por el ejército. La actividad de estos guerrilleros, ya que se ha reducido su resistencia armada, suele convertirse en actividades mafiosas, peligrosas también para estas poblaciones debilitadas por la pobreza.

El coronel Canatoy expresó su agradecimiento a nuestra organización por la ayuda prestada de manera improvisada y oportuna. A cambio, nosotros le expresamos nuestro agradecimiento, porque sin el apoyo logístico de su unidad, el 58º Batallón de Infantería, la Misión no podría haberse llevado a cabo. La última noche se ofreció una agradable cena de agradecimiento a los voluntarios en el campamento militar, que también fue el campamento base durante los últimos dos días de la Misión.

Con motivo de estas celebraciones, el Padre Tim Pfeiffer, prior de Davao, capital de la isla de Mindanao, recordó en un discurso profundo y enérgico que no se puede lograr un verdadero éxito sin cumplir con las peticiones de Nuestra Señora de Fátima: el comunismo será derrotado por la consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón. Los recorridos que realizó su imagen sagrada a través de estas montañas, las numerosas consagraciones personales y las de los barangays (municipios) son una respuesta modesta a los deseos de Nuestra Señora. ¿Y no ha accedido ya a las oraciones de estos pobres entre los pobres, avanzando así entre ellos, "hermosa como la luna, brillante como el sol, terrible como un ejército armado en batalla?"

El día de trabajo de los voluntarios y misioneros de la Legión de María terminaba cada noche con el Santo Sacrificio de la Misa celebrado en las capillas de las aldeas, debajo de los patios u otros edificios improvisados, cuando los lugares de culto son ausentes. Por lo tanto, la decoración a veces puede sorprender un poco. Así, el Santo Niño (los filipinos tienen una gran devoción al Niño Jesús de Praga desde que llegaron los primeros misioneros en el siglo XV) colocado a la derecha del altar en la capilla de Pelaez es ciertamente más "litúrgico" ¡que los sacos de arroz amontonados en Aligodon, o el himno guerrero de la 47ª división en las instalaciones del 58º batallón! Pero en el contexto filipino, ¡nadie se queja de esta feliz alianza!

Hacer un donativo

Puede ayudar a la Misión haciendo un donativo. Esta obra de ayuda depende únicamente de la generosidad de sus amigos y benefactores.

Donar a través de PayPal

Descripción de las imágenes:

1 y 1 bis: Llegada a Pelaez.
2: A pleno viento. 2 bis: Sala de catecismo, también expuesta al viento.
3: Registro de pacientes y toma de signos vitales.
4: ¡Señor, haz que vea!
5: Uno de los dos oculistas voluntarios modelando un armazón para gafas con los medios disponibles, ¡un secador de cabello eléctrico! Sin embargo, a veces era necesario esperar hasta la mitad del día para tener electricidad en estas aldeas remotas.
6: La Doctora June Viray trabajando desde el amanecer hasta el atardecer en el aula transformada en un dispensario.
7: ¡La paciente de más edad, 103 años, acompañada de su hija!
8: Una "sala de espera" alegre y colorida.
9: ¡Nuestro arroz diario!
10: Catecismo.
11: Entrega de medallas y escapularios. 11 bis: ¡Una fila de niños buenos esperando pacientemente su turno! (Al fondo, las carpas de los jóvenes voluntarios).
12 y 12 bis: "Dejad que los niños se acerquen a mí".
12 ter: Juego de aros.
13: Visita a la sede del 58º Batallón de Infantería en Dimalulupig y encuentro con el coronel Ricky Canatoy.
14: Pequeño curso de estrategia espiritual para los soldados: ¡el Rosario, ametralladora de la Santísima Virgen!
15 y 15 bis: ¡El sable y el pincel!
16: Capilla improvisada.
17: Santo Niño de Praga.
18: Misa en el 58° Batallón.
19: La Misión itinerante Rosa Mystica se llevó a cabo este año en la provincia de Misamis Oriental, en el noroeste de la isla de Mindanao. Los voluntarios recorrieron la península y establecieron un campamento todos los días en seis lugares diferentes:

Lunes 17 de febrero: Sitio Moya, Barangay Eureka, distrito de la ciudad de Gingoog.
Martes 18 de febrero: Barangay Minalwang, distrito de Claveria.
Miércoles 19 de febrero: Barangay Ili-Ilihon, distrito de Salay.
Jueves 20 de febrero: Sitio Dansuli, Barangay Samay, distrito de Balingasag.
Viernes 21 de febrero: Barangay Pelaez, Claveria.
Sábado 22 de febrero: Sitio Aligodon, Barangay Mat-i, distrito de Claveria.
Domingo 23 de febrero: se inaugurará una consulta adicional para los soldados del 58° batallón, así como sus familias y vecinos en el campamento de Dimalulupig, distrito de Claveria.