Ha llegado el momento de rendir cuentas a los asesinos del Padre Popieluszko

Fuente: FSSPX Actualidad

El Padre Jerzy Popieluszko.

La tranquila jubilación de algunos ex agentes comunistas polacos podría llegar a su fin debido a nuevos hechos que prueban su responsabilidad premeditada en el calvario del Padre Jerzy Popieluszko, un sacerdote católico que murió mártir en 1984.

Grzegorz Piotrowski y sus colaboradores en ese entonces, todos ex miembros de la policía secreta, se llevaron una desagradable sorpresa al ver resurgir un hecho del pasado que creían que ya estaba enterrado. Condenado por el asesinato del sacerdote católico en 1985, Piotrowski fue liberado de prisión en 2001.

El 5 de febrero de 2019, el periódico The Tablet informó que existen nuevas pruebas que demuestran que el asesinato del sacerdote polaco no fue un acto aleatorio, sino un asesinato político premeditado.

Según el fiscal de la Comisión para la Investigación de Delitos contra la Nación Polaca, los asesinos del sacerdote ingresaron a su apartamento en Varsovia, donde colocaron armas y publicaciones para acusarlo de conspiración contra el gobierno comunista.

Desde su liberación, Grzegorz Piotrowski cambió su nombre y se dedicó a trabajar como periodista en un semanario anticlerical en el que ha seguido vomitando su odio contra la Iglesia.

Pero tal vez no por mucho tiempo, ya que tanto él como sus cómplices se enfrentan a otros tres posibles años en prisión.