Irak: los bienes cristianos amenazados por una decisión presidencial

Fuente: FSSPX Actualidad

Abdul Latif Rashid, presidente de Irak y Rayan al-Kaldani, el "caldeo"

Nuevas nubes se ciernen sobre el futuro de los cristianos en Irak, tras la violencia y persecución del pasado, y afectan directamente a la máxima autoridad eclesiástica del país: el patriarca caldeo, el cardenal Louis Raphael Sako.

El presidente de la república iraquí retiró recientemente lo que puede calificarse como un "reconocimiento institucional" del cargo de patriarca caldeo mediante la anulación del decreto 147, emitido por su antecesor el 10 de julio de 2013, que aprobaba el nombramiento del cardenal como jefe de la Iglesia caldea "en Irak y en el mundo" y como tal "responsable de los bienes de la Iglesia".

Una fuente de Asianews señala que todo el asunto gira en torno al "control de los bienes y las propiedades de los cristianos, de la Iglesia, de los que se quieren apoderar". El presidente Abdul Latif Rashid ha intervenido en los últimos días con la intención de "aclarar" el caso.

"La anulación del decreto, subrayó, no afecta el estatus religioso ni jurídico del patriarca Sako, designado por el Papa. El objetivo, según el líder musulmán kurdo, es 'corregir' una cuestión 'constitucional', pero el patriarca seguirá gozando 'del respeto y aprecio de la presidencia de la república como patriarca de la Iglesia caldea en Irak y en el mundo'".

En efecto, la decisión privaría al Patriarca de la administración de los bienes de la Iglesia, sumamente codiciados por Rayan al-Kaldani, líder del Movimiento de Babilonia (rama política de la milicia: Brigada Babilonia). "No es casualidad", señala la fuente de Asianews, "que la decisión del presidente se haya producido pocos días después de una reunión entre Rashid y Rayan", el supuesto líder cristiano.

"Desde hace más de 100 años, el patriarca, después de haber sido nombrado por el Papa, recibía el reconocimiento de su oficio por un decreto, primero del rey y luego del presidente, que indicaba que es la cabeza de la Iglesia y guardián de su propiedad". Con la anulación del decreto, el primado "finalmente perdería el control de las propiedades", concluye la fuente, pero el cardenal Sako "está decidido a luchar y ya está considerando la apelación ante el tribunal para que prevalezca la ley y se haga justicia". 

Un ataque orquestado contra el patriarca

La polémica en torno a la anulación del decreto presidencial es el último capítulo de una serie de ataques que han afectado a la figura más respetada de la Iglesia caldea en Irak, a tal grado que en las últimas semanas la voz de los cristianos se ha alzado para protestar contra las "mentiras": un ataque lanzado contra el patriarca y la dirección de la Iglesia por el líder del Movimiento de Babilonia, Rayan.

Este autoproclamado líder cristiano, respaldado por chiítas vinculados a Irán, quiere formar un enclave en la llanura de Nínive aprovechándose de su posición: tiene de su lado a cuatro diputados [de los cinco reservados a la minoría cristiana] y un ministerio controlado por él. La milicia de la Brigada de Babilonia surgió durante la lucha contra el Estado Islámico y se consolidó económica y políticamente.

Los obispos del norte (Mosul y la llanura de Nínive) han lanzado críticas contra el sistema de asignación de cuotas a las minorías, apoyando la lucha del cardenal y anunciando un posible boicot a las próximas elecciones por parte del componente cristiano. En mayo, el primado caldeo dejó entrever que podría recurrir a instancias judiciales internacionales para proteger el reparto de escaños.

Estas posiciones le valieron al patriarca los ataques de los aliados del Movimiento de Babilonia, cada vez más mordaces y duros, hasta el punto de empujar a cientos de cristianos a salir a la calle y mostrar su solidaridad con el cardenal Sako.

En un comunicado enviado a Asianews, el Movimiento Democrático Asirio, el Consejo Popular Asirio Siríaco Caldeo, la Unión Patriótica de Betnahrain, el Partido Hijos de Nahrain y el Partido Patriótico Asirio confirmaron su apoyo al Patriarca. Una proximidad que concierne "el estatus de una institución religiosa que representa una parte importante de la sociedad iraquí".

"Como partidos nacionales", concluye el memorando, "rechazamos este decreto" que permitirá "la manipulación de los bienes eclesiásticos por parte de partidos influyentes y corrompidos con claras ambiciones de expropiación".