La Comisión Europea y sus maniobras totalitarias

Fuente: FSSPX Actualidad

Ursula von der Leyen

El término totalitario describe perfectamente la situación. En el futuro, los Estados miembros de la UE podrían ser obligados a aceptar la gestación subrogada, así como la adopción de niños por parejas del mismo sexo, incluso aunque ninguna de estas prácticas esté justificada en su propia legislación.

En otras palabras, la Comisión Europea pretende imponer la adopción y la gestación subrogada para los homosexuales en todos los países de la UE. Al menos para las personas que se desplazan de un Estado miembro a otro. Este es el objetivo de una iniciativa de la Comisión Europea para "armonizar a nivel de la UE las disposiciones del derecho internacional privado relativas a la paternidad".

La propuesta correspondiente fue aceptada por la Comisión Europea el miércoles 7 de diciembre de 2022. Bruselas justificó su propuesta poniendo como pretexto el bienestar y los derechos de los niños involucrados.

Igualdad parental

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ya había subrayado ante el Parlamento Europeo en Bruselas el 16 de septiembre de 2020, que no pararía hasta construir una Unión de la igualdad: "Una Unión en la que puedas ser quien eres y amar a quien quieras, sin miedo a ser acusado o discriminado".

Asimismo, abordó explícitamente los derechos de los homosexuales, lesbianas, transgénero, bisexuales e intersexuales. Von der Leyen anunció una "estrategia para fortalecer los derechos LGBT" en 2020. Su declaración literal fue:

"En este contexto, también ejerceré presión para el reconocimiento mutuo de las relaciones familiares en la UE. Si eres padre en un país, eres padre en todos los países".

Las legislaciones nacionales anuladas en la práctica

Según la Comisión Europea, su nuevo reglamento permitirá "reconocer la paternidad establecida en un Estado miembro sin ningún procedimiento especial en todos los demás Estados miembros". Esto anulará cualquier prohibición nacional sobre la subrogación y hará efectivo el derecho a la adopción para parejas del mismo sexo en toda la UE.

En efecto, el reglamento de la Comisión Europea solo cubre los casos que aún no son objeto de un acuerdo entre los Estados miembros, a saber, la gestación subrogada, así como la adopción de niños por parejas del mismo sexo.

Hasta la fecha, solo 14 de los 27 Estados miembros de la UE reconocen la institución legal del "matrimonio" para parejas del mismo sexo, y otros siete una unión civil registrada. Sin embargo, la propuesta de la Comisión Europea debe ser adoptada de forma unánime por el "Consejo", es decir, los representantes de los 27 Estados miembros de la UE, previa consulta al Parlamento Europeo.

Tal unanimidad parece improbable, pero muestra a donde quieren llegar los dirigentes de esta institución totalitaria llamada Unión Europea, y la arrogancia que muestran frente a las legislaciones de los países soberanos.