La "Gran Guerra" y el Vaticano: los misterios de la diplomacia vaticana revelados

Fuente: FSSPX Actualidad

Luego de varios meses de investigar los archivos de la Secretaría de Estado, un investigador reveló la evolución decisiva de la acción diplomática de la Santa Sede durante la Primera Guerra Mundial.

Johan Ickx, director de los Archivos Históricos de la Secretaría de Estado, ha revelado varios documentos que arrojan nuevas luces sobre las relaciones entre Monseñor Eugenio Pacelli (Pío XII), entonces secretario del Ministerio de Relaciones Exteriores, y las Fuerzas Aliadas durante 1915.

En esa época, el proselitismo alemán justificaba los crímenes perpetrados en la ciudad de Lovaina al afirmar que había rebeldes ocultos entre la población. Este argumento resultó ser falso, pero en el Vaticano, creyeron la versión alemana de la historia.

Fue entonces que cinco personas viajaron a Roma para convencer a la Santa Sede de cambiar su postura, percibida como demasiado favorable hacia Alemania. Una de esas personas era Monseñor Vladimir Ghika.

Gracias a esta información de primera mano, el futuro Papa Pío XII obtuvo la renuncia de varios diplomáticos romanos proalemanes y estableció una relación de confianza con el gobierno británico.

Según el archivista del Vaticano, este descubrimiento acaba con la leyenda negra de un supuesto Papa germanófilo, considerado culpable de complicidad con las autoridades del 3er Reich, y arroja nuevas luces sobre los pensamientos y acciones del hombre que se convertiría en Papa en 1939.

Los resultados de la investigación de Johan Ickx están disponibles en su libro, La Guerre et le Vaticain, les secrets de la diplomatie du Saint-Siège (1914-1915), publicado por la editorial Cerf.