Los clérigos que se oponen al celibato sacerdotal con el viento en popa

Fuente: FSSPX Actualidad

Aunque la exhortación postsinodal sobre el Sínodo para la Amazonía se espera para el próximo miércoles 12 de febrero, su contenido ya es objeto de un sinfín de comentarios. La cuestión central es la ordenación al sacerdocio de hombres casados, los llamados viri probati.

Si bien es inútil informar sobre las habladurías, es posible notar que el daño ya está hecho. Al reabrir este tema y permitir que se discutiera y finalmente fuera sometido a votación durante el Sínodo para la Amazonía, el Papa Francisco ya ha prendido fuego a la pólvora. Basta con considerar las repercusiones en todo el cuerpo eclesial, en zonas muy alejadas del Amazonas, para comprobarlo.

La más reciente de estas reacciones tuvo lugar en Austria. No es casualidad que las comunidades de habla alemana (Alemania, Suiza alemánica y Austria en particular) estén siendo agitadas por fuerzas decididas a interceptar el agua del Amazonas. Movimientos seculares como "Somos la Iglesia" han exigido el matrimonio de sacerdotes y la ordenación de mujeres desde hace décadas, y no se van a rendir ahora.

Una nueva época para Carintia

El obispado de Klagenfurt-Gurk cubre toda la provincia sureña de Carintia. Desde el 3 de diciembre de 2019, tiene un nuevo obispo en la persona del arzobispo Josef Marketz, quien recibió la consagración episcopal el 2 de febrero. No pasó mucho tiempo antes de que expresara su posición sobre la cuestión del celibato sacerdotal. Durante una entrevista para un canal de televisión local, y luego en la radio, expresó sus pensamientos sobre este punto.

Primero, dejó en claro que su intención no es abolir el celibato: "Hay muchos sacerdotes en Carintia que tienen el celibato como una perspectiva de vida, incluyéndome a mí. Varios de ellos me han hablado preguntándome: '¿Ya no se nos permite vivir así?'". Pero de inmediato agregó que quería examinar la posibilidad de una posible exención. "Creo que el celibato también plantea problemas: habría más vocaciones sacerdotales y menos soledad entre los sacerdotes [si se permitiera el matrimonio]. También sería más fácil para los sacerdotes mayores".

¿La ordenación de las mujeres?

En cuanto al papel de las mujeres en la Iglesia, Monseñor Marketz se declaró a favor de utilizar todas las posibilidades disponibles actualmente para permitirles ocupar su lugar. Además, también considera que al menos debería existir la posibilidad de hablar sobre el sacerdocio femenino.

Esta declaración inoportuna llega en un momento en que el Papa Francisco parece querer terminar la discusión sobre el tema. En efecto, en uno de los pasajes de un libro próximo a publicarse que dedicó a Juan Pablo II, subraya que no solo está de acuerdo con Juan Pablo II en contra de la ordenación de las mujeres, sino que "la cuestión no puede discutirse" porque las reflexiones de Wojtyla fueron "definitivas".

Este es al menos un punto positivo en la tormenta que ha sacudido al sacerdocio desde hace varios años. Es de esperar que esta afirmación se escriba en otro lugar que no sea una publicación privada... y que no sea una forma de exonerarse del contenido de la exhortación anunciada".