Marthe Robin en el centro de la controversia

Fuente: FSSPX Actualidad

Marthe Robin (1902-1981)

En una obra póstuma, un reconocido autor en materia de espiritualidad denuncia el "fraude místico" de Marthe Robin, sobre el que realizó una investigación. Los partidarios de la "mística" denuncian una "artimaña publicitaria" destinada a obstaculizar la beatificación de la "estigmatizada de Châteauneuf-de-Galaure".

El Padre Conrad de Meester (1936-2019) dedicó su vida al estudio de las grandes figuras de la espiritualidad contemporánea: sus obras sobre santa Teresita del Niño Jesús y sobre Isabel de la Trinidad son un hito.

Es por eso que su último libro titulado El Fruade Místico de Marthe Robin, publicado el 8 de octubre de 2020, menos de un año después de la muerte del autor, acaecida el 5 de diciembre de 2019, probablemente perturbe a un gran número de fieles, que consideran a la campesina de Drôme, una figura icónica de la nebulosa carismática.

El libro, publicado por Editions du Cerf, expone los conocimientos expertos del teólogo carmelita respecto a una de los veintiocho que se encuentran en proceso de beatificación romana, recopilados a lo largo de diez años, con alrededor de diecisiete mil páginas de investigación y setecientos testimonios.

Un investigador favorable que se volvió escéptico

En 1988, a petición del obispo de Valence, Monseñor Didier-Léon Marchand, el Padre de Meester comenzó a trabajar en el caso de Marthe Robin. El Padre Carlos Noyen, que conocía bien al autor, recuerda que este último "la consideraba una auténtica mística y estaba dispuesto a ayudar en la causa de su canonización". Sin embargo, muy pronto empezó a plantearse varias preguntas que lo llevaron a formarse una opinión completamente diferente.

Las conclusiones formuladas por el Padre de Meester, que llegaron hasta las oficinas de la Congregación para las Causas de los Santos, son severas e inapelables: Marthe Robin es una "plagiadora compulsiva", una "falsificadora deliberada", e incluso una "manipuladora" que llevó a cabo la "construcción voluntaria de una ficción".

Este informe no contribuye en absoluto a la imagen de la fundadora de los Foyers de charité, ya de por sí empañada por la investigación sobre su director espiritual, el Padre Finet, acusado de abuso dentro de la comunidad joven.

Samuel Pruvot, redactor jefe de la revista Famille Chrétienne, publicada por el movimiento carismático, protestó el 25 de septiembre, impugnando los métodos de la editorial dominica, que "pone la lupa solamente en uno de los expertos del proceso de canonización", dando como resultado el hecho de "presentar una visión muy parcial del caso".

Según el periodista, el teólogo carmelita habría terminado "prisionero de sí mismo y de sus propias posiciones", opuesto en principio a la "mística de Châteauneuf".

En Roma, no se hizo caso al dictamen del Padre de Meester: en 2014, el Soberano Pontífice reconoció las "virtudes heroicas" de Marthe Robin, allanando el camino para un proceso de beatificación que podría verse afectado, o por lo menos retrasado, por la publicación de la obra póstuma.

"Si el Vaticano creía que él (Conrad de Meester) estaba equivocado, ¿por qué no se lo dijo?", pregunta el Padre Noyen. Porque, en su opinión, Roma nunca respondió a las objeciones planteadas por él. 

Según sus declaraciones, dos semanas antes de su muerte, el Padre Conrad dijo a su comunidad: "Publiquen el libro; ya no puedo hacerlo por mí mismo".


Marthe Robin es presentada como una mística que vivió en Châteauneuf-de-Galaure. Padecía una enfermedad que la mantuvo postrada en cama y recluida durante la mayor parte de su vida. Habría presentado diversos fenómenos místicos: visiones, estigmas y ayuno completo a partir de 1930. Fundó los Foyers de Charité junto con el Padre Georges Finet, y participó en diversas fundaciones de círculos carismáticos.