Miles de filipinos rinden honor a Nuestra Señora de la Batalla de la Bahía de Manila

Fuente: FSSPX Actualidad

Una vez más, el 13 de octubre de 2019, miles de católicos filipinos realizaron una procesión por las calles de la capital filipina en honor a "Nuestra Señora del Santo Rosario de la batalla de la Bahía de Manila", una victoria naval ganada en 1646 contra los protestantes holandeses.

La Batalla de la Bahía de Manila tuvo lugar del 15 de marzo al 4 de octubre de 1646. En medio de la Guerra de los Ochenta Años, que enfrentó por tierra y mar a la España de los reyes católicos con las Provincias Unidas Protestantes, el archipiélago filipino, entonces en poder de los Habsburgo, había sufrido una serie de ataques holandeses sin precedentes.

Las fuerzas españolas encontraron apoyo en un gran número de voluntarios indígenas, originarios de Kapampangan, que querían permanecer fieles tanto a la corona española como a la fe que los misioneros les habían llevado.

La flota española, compuesta por una docena de embarcaciones heterogéneas, se enfrentó a la flota holandesa, que contaba con no menos de diecinueve buques de guerra. Para alcanzar una victoria improbable, los defensores españoles y sus homólogos filipinos hicieron un voto a Nuestra Señora del Rosario, prometiéndole una peregrinación a pies descalzos hasta su santuario en Manila en caso de ganar.

La batalla se ganó y la promesa se cumplió. El 9 de abril de 1652, la arquidiócesis de Manila reconoció la naturaleza milagrosa de la victoria, y prometió que cada año "Nuestra Señora del Rosario de la Bahía de Manila" sería honrada con una procesión en la capital. Este año, nuevamente, miles de filipinos, el clero y los dominicos a la cabeza, honraron la promesa hecha por sus padres ​​en la fe.

En Manila, la Fraternidad San Pío X está presente desde 1992. Instalada en Ciudad Quezón, cuenta con una iglesia para 700 personas, un priorato y una escuela. La iglesia está dedicada precisamente a Nuestra Señora de las Victorias.