Nicaragua: la persecución a la Iglesia orquestada por el gobierno de Ortega

Fuente: FSSPX Actualidad

Martha Patricia Molina Montenegro

La tercera entrega del informe titulado: "Nicaragua: ¿Una Iglesia perseguida?" fue publicado por Martha Patricia Molina Montenegro, abogada nicaragüense. Dirigida por la investigadora exiliada, se publicó en línea el 3 de mayo de 2023, informó la agencia italiana SIR.

El estudio documenta las 529 persecuciones perpetradas por la dictadura de Daniel Ortega desde abril de 2018, cuando estallaron las protestas antigubernamentales en el país, hasta marzo de 2023.

El propósito de este informe "es mostrar en cifras concretas los ataques y agresiones que sufre la Iglesia católica en Nicaragua", declaró Martha Patricia Molina. El documento de 232 páginas, cuyos datos han sido verificados y descritos en orden cronológico, subraya la autora, está dividido en cuatro capítulos.

Enumera las hostilidades sufridas por la Iglesia en los últimos cinco años, incluida la prohibición de procesiones durante la última Semana Santa. El tercer capítulo es una presentación sintética de las hostilidades, y el último es una cronología de las "profanaciones, sacrilegios, ataques, robos y atentados contra la Iglesia".

Sin embargo, precisa la abogada, "hay una subestimación de los datos porque hay pocas o ninguna denuncia por parte de las autoridades religiosas", aunado a "un miedo y una cautela crecientes por parte de los laicos o miembros de grupos religiosos cuando se trata de registrar actos hostiles".

El informe cita que en 2018 la Iglesia católica en Nicaragua sufrió 84 ataques, 80 en 2019, 59 en 2020, 55 en 2021, 161 en 2022 -la cifra más alta en los últimos cinco años- y 90 en los primeros cuatro meses de este año. La dictadura ha expulsado del país a 32 religiosos, ha confiscado siete edificios pertenecientes a la Iglesia, ha cerrado varios medios de comunicación y, en particular, condenó a Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, a 26 años y 4 meses de prisión.

Respondiendo a las preguntas de José Manuel Vidal para Religión Digital, Martha Patricia Molina agrega que Monseñor Álvarez "fue secuestrado arbitrariamente en su domicilio, mientras rezaba y no había cometido ningún delito. Nadie sabe dónde está detenido debido al secretismo del régimen en este caso.

"Las cárceles nicaragüenses han sido acusadas por organismos internacionales y nacionales de defensa de los derechos humanos de cometer más de 40 formas de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes. Según la dictadura de Ortega, oficialmente el obispo se encuentra en un régimen carcelario común donde cumple una condena de 26 años por los delitos de los que fue acusado en el juicio".

Señala la autora, "la Iglesia católica de Nicaragua atraviesa actualmente un período desastroso, el peor en la historia del país, (…) atacada por quien debería ser el garante de todos los derechos, en este caso, el Estado nicaragüense, (…) pero es precisamente el Estado el que persigue y ataca a la Iglesia".

Martha Patricia Molina Montenegro, nacida en Nicaragua el 13 de febrero de 1981, es abogada. Estudió en la Universidad de Salamanca (España). Es miembro del consejo de redacción del diario La Prensa y ha realizado varias investigaciones sobre corrupción en la administración pública. Lamentablemente no es en la diplomacia vaticana –cuyo silencio sobre la persecución religiosa en Nicaragua es ensordecedor– que encontrará apoyo.