Roma: Francisco pide a monseñor Gänswein que regrese a Alemania

Fuente: FSSPX Actualidad

Monseñor Georg Gänswein con el Papa Francisco

La Oficina de Prensa de la Santa Sede confirmó ayer que el Papa Francisco pidió a monseñor Georg Gänswein que regrese a su diócesis de origen en Alemania, a partir del 1 de julio. El diario Die Welt informó que el Papa comunicó su decisión al prelado en una audiencia privada el 19 de mayo.

El secretario particular del difunto Benedicto XVI recibió la orden de regresar a su diócesis natal de Friburgo, en el suroeste de Alemania, "por el momento", según un breve comunicado.

El Vaticano también informó que el cargo de monseñor Gänswein como prefecto de la Casa Papal finalizó el 28 de febrero. Desde entonces, no se le ha encomendado ninguna nueva función.

En los últimos meses han circulado varios rumores sobre los posibles cargos del exsecretario de Benedicto XVI tras su larga estancia en Roma. El último rumor informa sobre la negativa a convertirse en obispo de una diócesis, pero esto es solo especulación.

Monseñor Gänswein compareció como testigo en el caso del coro de la Capilla Sixtina

Monseñor Georg Gänswein, compareció como testigo por el Tribunal Vaticano, en el contexto del juicio sobre la gestión financiera del Coro Pontificio de la Capilla Sixtina, el 12 de junio de 2023, como ex prefecto de la Casa Pontificia.

El 12 de septiembre de 2018, el Papa Francisco solicitó una investigación sobre la gestión del coro responsable del servicio musical durante las celebraciones litúrgicas en el Vaticano. Monseñor Massimo Palombella, salesiano, ex director del coro, Michelangelo Nardella, ex director financiero, y su esposa Simona Rossi, están acusados ​​de malversación, lavado de dinero y fraude.

Quejas de los padres de familia

Monseñor Gänswein, fue escuchado por el tribunal como testigo. Como prefecto de la Casa Pontificia, tenía la responsabilidad directa del coro en el momento de los hechos, antes de que su gestión fuera transferida al maestro de las celebraciones pontificias.

El tribunal deseaba escuchar al prelado alemán, antes de su traslado al extranjero. Su declaración del 2 de octubre de 2018, como parte de las averiguaciones previas, fue leída ante el promotor de Justicia. En su declaración, el prefecto de la Casa Pontificia confió que había recibido, en 2014, denuncias de los padres de los pequeños cantores del coro contra el maestro Palombella, por ser "excesivamente rígido".

El prefecto aseguró que se había reunido con él para pedirle que cambiara de comportamiento. Pero en 2016 y 2017, habiéndose multiplicado las denuncias de adultos ante la Secretaría de Estado, se realizó una visita apostólica dentro de la estructura.

En 2018, monseñor Gänswein comenzó a "alimentar sospechas", aunque "sin evidencia", sobre la honestidad de Michelangelo Nardella, e involucró a la Autoridad de Información Financiera del Vaticano (FIA). El prefecto finalmente transfirió el control financiero del coro al sustituto del secretario de Estado sustituto, alegando que operaba "de forma autónoma".

Cuestionado por la defensa, monseñor Gänswein admitió haber firmado varios documentos reconociendo la recepción de sumas de dinero por parte del coro y haber autorizado proyectos para los cuales monseñor Palombella se encargaría de encontrar los fondos. "Le di luz verde, [...] y luego ya no era mi responsabilidad", dijo.